Imprimir Imprimir PDF
Resguardará y protegerá la creatividad de docentes e investigadores

Se presentará la Oficina de Propiedad Intelectual de la Universidad

29/05/2017

En marzo de 2016 la Universidad aprobó un proyecto tendiente a crear una Oficina de Propiedad Intelectual (OPI) en el contexto de la Escuela de Economía, Negocios y Transferencia Tecnológica. La misma se creó, con la misión de brindar servicio profesional de asesoramiento, formación y gestión en materia de propiedad intelectual en la Universidad Nacional de San Luis.

La presentación de la OPI, se llevará a cabo este martes 30 de mayo a las 10:30 horas en la sede de la Escuela en Villa Mercedes; y el 1 de junio a la misma hora en el Microcine de la Universidad Nacional de San Luis. Las mismas estarán a cargo de la coordinadora general de la Oficina de Propiedad Intelectual, Abogada Ivana Soledad Martínez.

La actividad tiene por finalidad poner en conocimiento a los docentes-investigadores de la UNSL acerca de las políticas y procedimientos para el resguardo de la propiedad intelectual que ofrece la oficina.

La Universidad cuenta con una importante actividad de generación de conocimientos a través de la investigación científica y el desarrollo tecnológico en las distintas áreas disciplinarias, cuyos resultados, carecen de una adecuada protección y es responsabilidad de la institución brindar los recursos necesarios a esos fines. En este contexto y ante el reconocimiento de la importancia que tiene la gestión eficiente de los activos de propiedad intelectual, como así también, la promoción de conocimiento desarrollado por la Universidad, se creó este espacio.

Frente al constante desarrollo científico de investigadores locales y regionales, esta oficina se propone resguardar no solo los derechos de autor y de propiedad intelectual e industrial, sino regular y poder determinar a quién corresponde la titularidad. También al momento de patentar poder determinar cómo se van a distribuir los beneficios económicos que resulten.

Tendrá como funciones evaluar la propiedad intelectual, capacitar, proteger los derechos de propiedad intelectual, gestionar y administrar los derechos derivados, buscar y obtener fuentes de financiamiento, entre otras.