Imprimir Imprimir PDF
La tradicional vigilia Normalista por la Revolución de Mayo cumplió sus 100 ediciones

La Procesión Cívica sembró de fervor patrio las calles puntanas

25/05/2017

Las antorchas encendidas de fuego patrio coparon una vez más las calles de la ciudad este miércoles 24 de mayo, durante una nueva edición de la Procesión Cívica Normalista. Este año, la tradicional caravana en celebración de la Revolución de Mayo organizada por la comunidad de la Escuela Normal “Juan Pascual Pringles” de la UNSL cumplió su aniversario número 100 renovada con el mensaje de las nuevas generaciones de estudiantes, pero con la resonancia de los jóvenes normalistas de 1917 que, en un acto de espontaneidad, sembraron para siempre el fervor patriótico en las calles puntanas.

La convocatoria fue en la esquina de la avenida Illia y la calle Mitre, donde estuvo ubicado el palco principal de autoridades provinciales, municipales, de la UNSL y la Escuela. La víspera del 25 de Mayo tuvo inicio en el Hall de Las Banderas de la Normal Mixta, donde fue el recibimiento de los invitados especiales. La apertura fue con el canto del grupo “Coral del Alma” -integrado por ex alumnos de la institución- y su interpretación de “Digo la mazamorra”, del poeta puntano Antonio Esteban Agüero. Luego, le siguió la pareja de baile integrada por los alumnos de quinto año, Eugenia Putelli y Andrés Amieva, quienes danzaron al ritmo del folclore de “Escondido de mi país” y “Resistiendo”.

Entre el público que disfrutó del espectáculo de raíces puntanas, estuvieron el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce; el intendente de San Luis, Ing. Enrique Ponce; el rector de la UNSL, Dr. Félix Nieto Quintas; el ministro de Educación, Lic. Marcelo Amitrano, la rectora de la Escuela Normal Mixta, Esp. Alejandra Quinteros y el secretario de Logística del Ministerio de Defensa de la Nación, Ing. Walter Ceballos. Acompañaron también autoridades militares, eclesiásticas, policiales y judiciales; concejales de San Luis, docentes, estudiantes y egresados de la Mixta, alumnos de otras instituciones educativas, padres y ciudadanos.

Este año, la organización de las actividades estuvo a cargo de los alumnos del último año del secundario de la promoción “Tarombinos” (del guaraní “tarombí”, “esperanza”), quienes en esta nueva Procesión Cívica propusieron el lema “Nuestros actos son la memoria de cien años de fidelidad a la Patria, que proclaman justicia, igualdad y paz”. Una de las innovaciones que introdujeron los chicos fue investir a “la libertad” de la carroza alegórica -personificada por la alumna Milagros Agustina Jofré- de identidad argentina, al incorporarle un poncho pero manteniendo el gorro frigio.

Luego de participar del encendido de la antorcha principal junto a Nieto Quintas, la rectora de la Escuela dio un discurso en el que recordó los valores de la Revolución de Mayo y el papel que desempeñaron los mártires puntanos que se entregaron a una causa que tuvo efectos en toda la región.

"Hemos sido convocados para conmemorar el centenario del ejercicio democrático de los jóvenes de la Escuela Normal: la Procesión Cívica. Son cien años de fidelidad a la Patria y a los ideales revolucionarios, cien años de memoria activa de los estudiantes. Los elementos fundacionales permanecieron intactos, más se han ido recreando y fortaleciendo cada año como respuestas a las diferentes circunstancias de la realidad social y sus contextos. La historia de este centenario acontecimiento refleja el compromiso de la juventud de la Escuela con los que lucharon por la libertad de la Patria", dijo Quinteros, quien es la primera rectora electa democráticamente en los 130 años de vida de la Mixta, fundada en 1887.

Más tarde, el rector de la UNSL recordó a los jóvenes de la generación del 17 (contemporáneos de los reformistas del 18), quienes “al calor de la fogata de la vigilia” esperaron en la Plaza de las Flores (actual Plaza Pringles), “para rendir su homenaje a todos aquellos que 107 años antes habían dado los primeros pasos en la construcción de la nueva nación”, impulsada por ideales y valores democráticos.

"Toda la ciudad está presente aquí, dispuesta a recorrer las calles junto a estos alumnos que luego de finalizada la Procesión Cívica podrán decir orgullosamente que se habrán recibido de normalistas, a partir de esta noche tendrán la impronta indeleble de ser normalistas", dijo Nieto Quintas.

Luego de los discursos, la caravana con un largo de unas dos cuadras y encabezada por la carroza, inició con el recorrido que incluyó la avenida Illia hasta la calle Junín y de allí giró por Rivadavia, con una primera parada en la esquina de Pringles, en la Catedral, donde la Procesión fue bendecida por el cura capellán de la Policía de la Provincia, Anibal Sosa. Posteriormente, la caminata iluminada por las antorchas y guiada por una bandera nacional gigante prosiguió hasta el Palacio de Justicia (ex Casa de Gobierno), donde fue recibida por la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Dra. Lilia Novillo, quien manifestó su “apoyo incondicional” a la expresión de patriotismo, patente en la marcha normalista.

Seguidamente, la Procesión continuó por la calle San Martín nuevamente hasta Illia y regresó al punto de partida, donde concluyó con más actividades artísticas y con una cena en las galerías de la Escuela para los casi 120 alumnos que integran “Tarombinos”, quienes realizaron la vigilia del 25 de Mayo todos juntos en el edificio escolar y aguardar el desfile que estaba previsto para el jueves a partir de las 11:00 organizado por el Gobierno de la Provincia.